Uncategorized

Vídeo Chat en Noticias Caracol

Hace unas semanas participamos en un vídeo chat de Noticias Caracol. Hablamos sobre acoso callejero en el contexto bogotano e interactuamos con usuarios a través de Twitter. Si se lo perdieron, pueden revivirlo de nuevo pinchando sobre la imágen.

Estaremos encantadas de leer sus comentarios.

Captura de pantalla 2014-04-15 a la(s) 20.52.59

 

no comments
Uncategorized

Me hice respetar.

Por Luisa Fernanda.

Iba caminando por la calle a través de una fila de personas, un hombre de los que estaba haciendo la fila me dijo “BUENOS DIAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS” en tono muy coqueto. Me sentí observada, intimidada. Me devolví, lo vi a los ojos y le dije “disculpe, nos conocemos”. El hombre tarareo un SI, luego hizo ojos de confusión y me dijo NO pero la quería saludar. Me siento bien de haberle hecho ver al sujeto que no quiero su saludo mal intencionado, y por supuesto de sentir que me hice respetar.

Contá Conmigo
7+

no comments
Uncategorized

Me retiré devastada

Por Camila.

Tras haber intentado perder todas esos miedos de andar por la calle en la la noche, salí del gimnasio a eso de las 10:30 y al quedar retirado de mi casa es un camino largo, sin embargo intento caminar por zonas más transitadas, en medio del cual me encontré con un grupo de bachilleres que estaban debajo del puente de la 26 con Boyacá , tras un gran numero de piropos muy insultantes como “así se la meto toda” ” venga y la pasa rico con nosotros” ” con ese culo para que más” y cosas sumamente ofensivas me voltee hacia ellos y en tono sereno les dije ” ¿qué pena en que momento les pedí su opinión’” a lo cual todos respondieron aunque de diversas maneras ” pero si la queremos hacer sentir bonita!!! ” me indigne y ya ni recuerdo que tantas cosas les dije, les dije que no estaba buscando que opinaran sobre mi cuerpo que no estaba buscando sentirme incómoda, que yo podía andar por la calle sin miedo pensando en una mano de acosadores como ellos que mi cuerpo es mio, y entre eso llego el oficial,ante el cual ese montón de bachilleres se organizaron con miedo, el señor me pregunto si había algún problema, le expliqué la situación y con una mirada de pies a cabeza me contestó ” si no quiere que le griten cosas como esas, qué hace vestida así? y a esta hora en la calle?” argumenté que por ser mujer no me iban a privar el acceso a la ciudad, sin embargo el señor me dijo ” entonces no me venga a dar quejas” seguí alegando que entonces él justificaría la violación de una de las mujeres de su familia ante lo cual me contestó ” yo no las dejo salir vestidas como se les de la gana” ante el cansancio de una disputa ante la cual ya sabía que yo llevaba las de perder, por ser mujer, por que ellos eran más, porque ellos se supone que son una autoridad me retiré devastada, con ganas de llorar, no de miedo, sino de impotencia y de una tristeza tan profunda que al llegar a mi casa me mantuvo intenso silencio mientras en mi mente mi condición de mujer daba vueltas incesantemente .

Contá Conmigo
7+

no comments
Uncategorized

¿Pero entonces qué?, ¿dejo que haga lo que quiera?

Por Angela.

Iba camino a la universidad, un poco tarde, por lo que tuve que acelerar el paso. hubo un momento en que tuve que parar porque venían muchas personas en dirección contraria y adelante de mí había una señora con su bebé en el coche. Mientras iban pasando las personas, un sujeto se me acercó tanto que casi sentí que me tocó y me dijo algo como “con esas tetas no la dejo salir ni de la cama” no fueron las palabras exactas, pero fue algo así. Mi reacción fue gritar que ese malparido me había morboseado, que qué le pasaba.
Siento que es difícil a veces unir todo el valor para dar alguna respuesta, pero más difícil es creer cómo la reacción de las personas fue la de mirarme mal, hasta una señora me dijo que no fuera tan grosera, pero entonces qué? dejo que haga lo que quiera? todxs merecemos respeto!
¡Ninguna agresión sin respuesta!

Contá Conmigo
18+

no comments
Uncategorized

Nunca antes me sentí tan impotente.

Por Ana María.
El 17 de mayo del año pasado, iba en mi camino a la universidad, a la clase de 9 pero; como es normal; iba un poco tarde. Llevaba un vestido, todo era como de costumbre, hasta que el transmilenio se movió y sentí que algo golpeaba mi pierna, miré y era una mano con un celular boca abajo en ella. No reaccioné inmediatamente, esperé un momento para cerciorarme de lo que estaba pasando, un hombre de aproximadamente 45 años estaba filmando bajo mi falda. Lo tomé del brazo y le dije “usted qué está haciendo”, tiré el celular al piso y comencé a decir en voz alta “este malparido me estaba filmando bajo la falda”, mi reacción fue mucho peor cuando vi que nadie hacia nada más que mirarnos, nadie dijo nada, nadie hizo nada. Cuándo paró en la estación este hombre hizo fuerza y bajo del transmilenio pero yo no lo solté, lo tenía fuerte del brazo, busqué un policía con la mirada pero no vi ninguno, él jaloneo y se me soltó.
Desapareció entre la gente, si me preguntan su rostro, no podría recordarlo, sin embargo, recuerdo claramente la mirada de esa gente que no hizo nada, que no dijo nada. No era la primera vez que vivía el acoso, no sería la última tampoco, sin embargo, nunca antes me sentí tan impotente.

Contá Conmigo
18+

no comments
Uncategorized

A los 16.

Por Luz Stella.

Tenía 16 años, eran como las 2 de la tarde…
Yo me acerqué a una cabina telefónica a llamar, cuando ya tenía agarrado el teléfono, un señor bajó de su cicla, agarró mi cola con ambas manos y antes de que yo pudiera reaccionar él corrió, tomó su cicla y se alejó a toda prisa.

Contá Conmigo
17+

no comments
Uncategorized

Sentí rabia por todas las chicas que como yo se cambian de acera cuando ese sujeto aparece…

Por Gabriela.

Hola,
Tiempo atrás una prima me mostró un tipo que cada vez que la veía le decía que se haría la paja en su nombre. Le conté esto a mis papás, quienes de alguna manera justificaron el hecho argumentando que eso se ganaba mi prima por salir tan tarde y por lugares tan solitarios; y que en el fondo se lo merecía por estar dando de qué hablar por su conducta. Esto me enfureció muchísimo y me prometí que si algún día ese tipo me decía algo a mi, actuaría de inmediato.
Hace poco, efectivamente ocurrió, pasó a mi lado, muy muy cerca y casi en susurros me dijo: ‘me voy a hacer la paja en su nombre, mamita’.
Pero me cogió fuera de base… en el momento solo atiné a caminar más deprisa mientras apretaba la mandíbula. Sentí miedo y asco, y sobre todo rabia por no estar preparada.
Sentí rabia hacia mis papás que me educaron para caminar por sitios seguros y a evitar malos ratos, pero no a defenderme.
Sentí rabia por todas las chicas que como yo se cambian de acera cuando ese sujeto aparece…
Detesto tener tanto miedo.

Contá Conmigo
15+

no comments
Uncategorized

Lo único que yo quería era llegar ya a mi destino e irme.

Por Miguel.

Hola, me llamo Miguel, tengo 19 años, soy gay y esta es la historia que quiero compartirles.

Bien pues todo ocurrió cuando me dirigía a mi casa en las horas de la noche, las 9:45 pm probablemente, tomé el transmilenio en la calle 63 hacia el portal de la 80 el cual iba totalmente lleno, cosa que siempre es así.

Iba de pie y junto a mi se encontraba un señor mayor, de la tercera edad para ser exactos, más de 50 años debía tener ese hombre. Él tenía su mano hacía el bolsillo del costado de su pantalón que estaba al lado de mi pierna; desde un principio yo sabía que el tenia su mano en ese lugar, pero creí que si había contacto era por el movimiento del transmilenio, hasta que en un momento sentí como subió la mano y apretó cerca de mi cola.

En este momento me moví inmediatamente para alejarme, sin embargo la cantidad de gente dentro del transmilenio no me permitió moverme del lado de ese hombre. Solo intente retirarme todo lo que pude, cuando de un momento a otro el señor repitió la misma acción, en este momento con bastante mal genio dije “Ya no más, no me toque más”, al ver que todos dentro del transmilenio escucharon, el responde agresivamente “Que le pasa? Yo no le estoy haciendo nada…”
El hombre retiro su mano y continuo el camino, más adelante mire la hora en mi reloj, a lo que el hombre me pregunta: “Qué hora es?” y yo continuo como si no hubiera escuchado nada, así que el hombre insiste con la siguiente pregunta: “No tiene horas?”, a lo que yo me volteo y le respondo: “NO”, finalmente el hombre se aleja un poco hasta que consigue un puesto en frente mio, lo que restaba del camino el hombre no quito me quito su mirada. Lo único que yo quería era llegar ya a mi destino e irme, su mirada era molesta y me generaba miedo.

Contá Conmigo
21+

no comments

View Archives

Powered by WordPress