Estoy aburrida de ustedes!

Por María

Siempre que voy al gimnasio paso frente a una obra. Desde los andamios, casi siempre me gritan algo o me silban y se ríen, lo cual me incomoda muchísimo, hasta el punto que a veces he pensando en caminar 500 metros más para no pasar por ese lugar…

Varías veces he exigido respeto a los obreros, les pedí que no me molestaran, les expliqué que paso por ahí todos los días y que me gustaría circular en paz. Me ven siempre, y ya me reconocen. Ayer me empezaron a gritar de todo y uno de ellos decidió burlarse de mí, puso voz de mujer y dijo “ayy no me molesten”. Me llené de ira.

Frené, me acerqué, y les dije. “Disculpen,estoy aburrida de ustedes, me van a seguir faltando el respeto? Saben qué, soy abogada (mentira…), qué quieren? que tome los datos de la constructora, que ponga una denuncia y los echen del trabajo? Diganme, eso quieren? Quieren probar a ver qué pasa? Porque ya estoy aburrida, y los tengo filmados a todos en mi celular (mentira, pero no saben).”

Los tipos se quedaron mudos y empezaron a trabajar mientras yo terminaba de hablar, sin mirarme, sin mirarse entre ellos. Parecían asustados. Más tarde volví a pasar y nadie me dijo nada. Vamos a ver hoy más tarde a ver qué pasa. Si me vuelven a acosar, esta vez voy a tomarme el tiempo de tomar los datos de la obra y llamar a la constructora. Y si siguen, llamaré a una abogada de verdad y tomaré alguna acción.

Me he quejado de esto hablando con algunos amigos y me dijeron que no me amargara, que esto era “normal” y que era peor si les hablaba. Les dije que por más que fuera normal no siginificaba que estuviera bien, y que si no hacíamos nada, las cosas nunca iban a cambiar.

Por eso es importante que exijamos respeto, que hagamos entender a los demás que el acoso callejero no está bien y que no es un halago, es una forma de restringir nuestra libertad de circular en paz y de sembrarnos temor.
[got_back]