“Empecé a gritar que me estaban tocando…”

Por Lorena

Iba en un bus super lleno de TransMilenio, yendo de vuelta para mi apartamento, a eso de las 5 y media p.m. No me pude sentar porque no había ninguna silla libre, ni tampoco pude llegar hacia el centro en donde es posible que haya más espacio para uno, entonces me tocó quedarme cerca de la puerta, rodeada de un montón de hombres. De repente empecé a sentir que me cogían la cola, pero pensé que por lo que había tanta gente era un simple roce. Me moví un poco hacia donde pude, pero luego me empezaron otra vez a molestar, a tocarme. Me molesté mucho, me puse super brava y me dio tanta rabia que comencé a gritar que eran unos atrevidos, asquerosos y que me estaban tocando! Entonces la gente empezó a voltear a mirar y unas personas empezaron a gritar: “atrevidos!”, “se aprovechan que va lleno el bus para hacer porquerías…”. En ese momento noté que uno de los hombres que estaba a mí alrededor se puso nervioso. No recuerdo bien cómo iba vestido ni cómo era, pero sí recuerdo que era un señor de edad. A pesar de que se puso nervioso no quise enfrentarlo. El sentimiento fue de impotencia…
[got_back]