A los 16.

Por Luz Stella.

Tenía 16 años, eran como las 2 de la tarde…
Yo me acerqué a una cabina telefónica a llamar, cuando ya tenía agarrado el teléfono, un señor bajó de su cicla, agarró mi cola con ambas manos y antes de que yo pudiera reaccionar él corrió, tomó su cicla y se alejó a toda prisa.
[got_back]