Me retiré devastada

Por Camila.

Tras haber intentado perder todas esos miedos de andar por la calle en la la noche, salí del gimnasio a eso de las 10:30 y al quedar retirado de mi casa es un camino largo, sin embargo intento caminar por zonas más transitadas, en medio del cual me encontré con un grupo de bachilleres que estaban debajo del puente de la 26 con Boyacá , tras un gran numero de piropos muy insultantes como “así se la meto toda” ” venga y la pasa rico con nosotros” ” con ese culo para que más” y cosas sumamente ofensivas me voltee hacia ellos y en tono sereno les dije ” ¿qué pena en que momento les pedí su opinión'” a lo cual todos respondieron aunque de diversas maneras ” pero si la queremos hacer sentir bonita!!! ” me indigne y ya ni recuerdo que tantas cosas les dije, les dije que no estaba buscando que opinaran sobre mi cuerpo que no estaba buscando sentirme incómoda, que yo podía andar por la calle sin miedo pensando en una mano de acosadores como ellos que mi cuerpo es mio, y entre eso llego el oficial,ante el cual ese montón de bachilleres se organizaron con miedo, el señor me pregunto si había algún problema, le expliqué la situación y con una mirada de pies a cabeza me contestó ” si no quiere que le griten cosas como esas, qué hace vestida así? y a esta hora en la calle?” argumenté que por ser mujer no me iban a privar el acceso a la ciudad, sin embargo el señor me dijo ” entonces no me venga a dar quejas” seguí alegando que entonces él justificaría la violación de una de las mujeres de su familia ante lo cual me contestó ” yo no las dejo salir vestidas como se les de la gana” ante el cansancio de una disputa ante la cual ya sabía que yo llevaba las de perder, por ser mujer, por que ellos eran más, porque ellos se supone que son una autoridad me retiré devastada, con ganas de llorar, no de miedo, sino de impotencia y de una tristeza tan profunda que al llegar a mi casa me mantuvo intenso silencio mientras en mi mente mi condición de mujer daba vueltas incesantemente .
[got_back]