“Puso su mano rozando mi muslo”

Por Anonimo.

Me dirigía al centro. El 27 era el autobús que cogía normalmente. Un día me senté en un asiento de dos. De repente un sujeto de mediana edad, con pelo rizado y gafas se sentó al lado. De forma sutil puso su mano en el borde del asiento rozando mi muslo. Me di cuenta y movi mi pierna sin darle mas importancia, pero me fije que volvió a poner la mano y ahora empezó a mover los dedos a modo de caricia. Me repugnó! Me levante de inmediato con sensación de miedo y odio y me quede mirándolo fijamente