“Cogí valor y empecé a gritar”

Por Angélica.

Iba en un bus por la calle 100 con carrera 68, masomenos. Un hombre disfrazado de mimo se subió a pedir dinero, luego se sentó detrás mío. Las sillas del bus (un bus evidentemente viejo) tenían un espacio entre la base de la silla y el espaldar. Este señor trató de frotar su verga con mi trasero metiéndola por este espacio. Al principio me angustié muchísimo, pero de alguna forma cogí valor y empecé a gritar que era un violador y traté de golpearlo. El hombre que estaba al lado mío lo insultó y cambió de puesto conmigo. No pasó nada más.
[got_back]