En ese momento pensé en no exagerar, seguramente no había espacio y había sido un accidente

Por Angie.

Hoy me iba a bajar del bus, el tipo que iba sentado a mi lado me había observado durante todo el camino, yo me sentía muy incómoda y me hacía la marica; cuando ya iba a bajarme el tipo simuló que no tenía espacio para dejarme pasar, yo me lo creí y en mi intento de pasar el man roso sus manos contra mi culo. Así casual como cuando no hay espacio. En ese momento pensé en no exagerar, seguramente no había espacio y había sido un accidente, me dije a mi misma: ¡deja de ser tan paranóica Angie! y actué como si no hubiera pasado nada. Me baje y mientras esperaba para cruzar el semáforo el bus se detuvo para recoger a un pasajero, el tipo se había hecho al lado de la ventana y quedó justo en frente mío. El acosador no dudo en sacar su cabeza por la ventana y en empezar a decirme lo rico que era mi culo y otro montón de porquerías. Me sentí muy incómoda, no pude reaccionar con una agresión como normalmente suelo hacerlo. Me reproché por no haber confiado en mi misma. Siento mucha rabia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *