“Viajé sola a Colombia con la expectativa de conocer sus playas”

Por Estefanía.

Soy argentina, viaje sola a Colombia con la expectativa de conocer sus playas, su historia y por supuesto, el Tayrona. Mi estadia de 1 semana en Cartagena y Santa Marta se vio empañada por los constantes comentarios de los tipos en la calle, de a 2 o 3 por cuadra. En todas las calles que caminé recibí comentarios repugnantes, todos los dias que pase acá, sumado a la persecusion de los vendedores callejeros, más que nada en Cartagena. Para los hombres puede parecer gracioso, a mi me generó un malestar enorme, al punto de ya no tener ganas de salir del hotel. No me sentí a gusto, no pude disfrutar, no pude caminar tranquila. Por suerte hoy es mi último día, no volveré a visitar Colombia.